lunes, julio 12, 2004

Educación Física en Chile (que llevas a los niños al cielo)


Educación física para matar

Los profes del ramo están formados en el saltar más, correr más, patear más alto y más lejos, sin importar el para qué o el por qué, lo que pone en grave riesgo la vida de nuestros niños
(12/07/04)


30 ABDOMINALES EN 30 segundos, 10 vueltas a la cancha de fútbol en equis minutos, la posición invertida, salto al caballete, 50 flexiones en un minuto...

"El pobre gordo" del segundo medio apenas pudo hacer 10 abdominales, dos vueltas a la cancha, algo así como nueve flexiones, de posición invertida (¿para qué es lo que servirá?) ni hablar. Su profesor, vestido de impecable buzo y zapatillas impolutas, amén de un llamativo cronómetro colgado al cuello, miró con ceñudo y adusto gesto al "Guatón Martínez". Luego le ladró: "Tenís un 2,75".

"El Guatón Martínez", con un excelente promedio en el resto de los ramos quedó entonces con un 2,98 en Educación Física.

Por lo menos tuvo mejor suerte que su compañero que murió de un paro cardiorrespiratorio realizando el Test de Cooper el año recién pasado o los cuatro adolescentes que han perecido este año en Chile en sus clases de Educación Física, o "la Evelyn", que cayó desmayada al suelo luego de dar 30 vueltas a la cancha.

En días pasados mi sobrino, luego de dar cincuenta vueltas al patio de su liceo quedó sin aliento y con una fuerte opresión en el pecho en una de sus clases. Si no calificaba, le esperaba una nota dos o tres, a lo sumo un cuatro. Sin embargo, para consuelo de muchos, Chile no es una excepción en este tema; en otros países sudamericanos sucede algo similar. "Miles de moscas no pueden equivocarse..."

Derechos Humanos, Derechos del Niño, Democracia: ¿podemos elegir la vida de nuestros hijos, la calidad y seguridad de su educación? ¿Cuál es la responsabilidad del Estado en esto? ¿O asistimos como corderos a la dictadura más ignominiosa, la que ata los espíritus y las almas desde la más temprana edad?

¿EDUCACIÓN FÍSICA?

Cabe preguntarse cuál es el objetivo último de las clases de Educación Física en las escuelas y liceos chilenos: ¿educar físicamente?, ¿proporcionarle herramientas válidas a los educandos para cultivar su buena salud y estado físico?, ¿sentar las bases de una saludable cultura física para el resto de sus vidas una vez que abandonen las aulas escolares?, ¿cual será el objetivo final?, ¿quiénes establecen los planes y programas?, ¿con qué criterios?

LOS TAN PONDERADOS EJERCICIOS AERÓBICOS

Grosso modo la idea es activar el aparato cardiovascular por medio de ejercicios a un nivel medio de intensidad sin deuda de oxígeno. Ello fortalecería el aparato cardio-vascular, aumentaría la resistencia corporal y reduciría los niveles de colesterol, etc, etc.

De estos principios nació el famoso Test de Cooper, que fue creado por un miembro de la Fuerza Aérea estadounidense, el que mediría ciertas capacidades necesarias para estar bien (¿estar bien?) y lograr en consecuencia altos rendimientos.

Una sociedad creada para el rendimiento y el mercado ("The Wall")

Una sociedad como la nuestra, que en las palabras propugna valores humanistas y el respeto a los derechos de las personas, pero que en la práctica sirve a sus objetivos y dioses últimos -los del dinero- ha creado obviamente una religión, una justicia ¿justicia?, una educación, una medicina, un sistema económico que lo/s sirva hasta las últimas consecuencias.

Una cultura de la cultura, del deporte y el espectáculo (deporte-espectáculo) que genera las instancias, los parámetros y los profesores que transmitirán los valores prioritarios implícitos en este sistema de creencias.

Por eso nuestros profesores de Educación Física están formados en el saltar más, correr más, patear más alto y más lejos, sin importar el para qué o el por qué.

Conocí en Argentina el caso de una estudiante de los últimos años de Licenciatura en Educación Física. Argentina ella, seguramente hoy profesora de su especialidad, deportista de alto rendimiento, a los poco más de veinte años ostentaba el nada despreciable récord de ¡veinticuatro operaciones quirúrgicas!

¿Con qué criterios estará enseñando hoy en día?, ¿con los mismos que la llevaron a su propio radiante estado de salud?

Sin ir más lejos aquí en Chile, la hermana de un amigo, en los últimos años de Licenciatura en Educación Física en una Universidad tradicional santiaguina, tradicional-tradicional, ya suma algo así como tres operaciones: una a la rodilla, otra en un tobillo, la otra no me acuerdo en dónde, sin hablar de una larga lista de esguinces que le han creado una condición de enferma crónica a los veinticinco años de edad, todas/todos originadas/os en accidentes ocurridos durante su formación profesional. ¿Formación o, más precisamente, deformación profesional?

Seguramente con este criterio o des-criterio irá a engrosar las filas de los que enseñan el ramo de Educación Física en las escuelas y liceos chilenos. No podrá en el futuro ella misma disfrutar de los indudables beneficios que la actividad física correctamente realizada le podría deparar, ya que se encuentra con lesiones crónicas probablemente incurables.

La última vez que la vi tenía todavía tornillos en una pierna; deberá limitarse en los años que vienen a contemplar cómo sus alumnos hacen gimnasia, mientras con ella con un buzo inmaculado y zapatillas impolutas efectuará el Test de Cooper, vueltas a la cancha, posiciones invertidas y otras ocurrencias para "estar bien" y desarrollar los programas ¿programas? que el Ministerio de Educación ha creado para educar a los niños y jóvenes chilenos.

Son programas elaborados por gente que no hace ejercicios físicos para cuidar y fomentar la salud, sino que "hace deportes"; por médicos jorobados y maltrechos que no hacen actividad física alguna y la recomiendan a los demás, los que cada vez que muere un niño en las clases de gimnasia dan entrevistas a la televisión, explicando la importancia de los exámenes previos, de la formación adecuada de los profesores.

Todo en el papel y en el mundo de las ideas, por lo que los instrumentos mecánicos y las estadísticas opinan acerca del ejercicio físico, mientras la cifosis, la lordosis, la escoliosis, la presión alta, el tabaquismo, la diabetes y el sedentarismo destrozan el propio cuerpo de los que dictan normas y recomiendan a los demás lo que no practica/n en absoluto él/ellos mismos...

Entre mis alumnos en mis clases de Gimnasia Tradicional China para Adultos Mayores he conocido a un ex deportista de alto rendimiento, entrenador en su momento. Se moviliza con una muleta, seguramente no será debido al azar: ninguno de sus compañeros que llevaron toda una vida de ausencia de ejercicio físico está en su estado.

Y aunque usted no lo crea...usted que no hace ningún ejercicio desde que salió de la escuela. Hay otro modo de hacer ejercicios, otras maneras de entrenar, incluso para alto rendimiento, sistema que tiene miles de años de antigüedad, que garantiza la salud y larga vida con respeto por su cuerpo y su espíritu. El respeto por el hombre que no muestra la educación oficial que imponen a nuestros hijos...

(Segunda Parte)

Mente sana en cuerpo sano

La educación física que se impone y practica en la enseñanza media
olvida que somos seres pensantes

AUNQUE USTED NO no lo crea...usted que no hace ningún ejercicio desde que salió de la escuela. Hay otro modo de hacer ejercicios, otras maneras de entrenar, incluso para alto rendimiento, un modo por completo distinto de aquel que privilegia la competencia y el rendimiento a como den lugar.

Este sistema alternativo al que nos imponen la escuela y los medios de comunicación, tiene miles de años de antigüedad, que garantiza la salud y larga vida con respeto por su cuerpo y su espíritu. El respeto por el hombre que no muestra la educación que imparten a nuestros hijos en escuelas y liceos.

Sí, existe otra manera de generar los actos y las acciones del hombre: este médoto alternativa parte de la consciencia (no la palabra usada comúnmente, que es conciencia...la que siempre significa represión; consciencia es comprensión- consciente), la que cuando se vivencia produce siempre respeto por el otro, al que visualiza como a un igual.

Esta visión requiere aprender a respetar y a reconocer al que tengo enfrente en su dignidad, lo que sólo es posible en la medida en que lo hago conmigo mismo, en que me re-conozco, en que reviso mis propios conceptos, valores y creencias. Para eso necesito dialogar conmigo mismo, aprender a escuchar-me...

Hacerlo requiere detenerse, lentificar las acciones, observar, auto-observarse, re-conocerse, sentirse.

¿Quién soy yo?, ¿existe LA realidad o hay tantas como observadores posibles, como seres humanos hay?, ¿cómo sé que ésta, MI realidad, es la única válida?, ¿cuáles son las condiciones que permiten que ésta, mi realidad, sea posible?, ¿en dónde empiezo y en dónde termino?, ¿tengo límites o soy tan inmenso como el Universo entero en donde estas condiciones tienen su origen?

Preguntas como éstas, vivencias y comprensiones generaron en Oriente una manera de estar aquí que se irradió a todo orden de cosas. Lo que en un principio fue visto (del sánscrito vidya) en la contemplación de algunos, pasó luego a través de los monasterios a la gente de la calle, permeó la filosofía, la medicina, la pintura, las artes marciales, el arte de la guerra, la estrategia, el amor humano, la gimnasia...

En las prácticas físico-medicinales produjo a las artes gimnásticas externas y a las internas; estas últimas, flor y nata del Oriente, las que han conducido a los más refinados estilos de gimnasia y artes marciales, entre otros tantos capullos y flores del espíritu de Oriente. Entre éstas el Tai-Chi, Gimnasia Tradicional China que forma parte del currículum obligatorio a nivel de instructor, para cualquier Médico Tradicional egresado de las universidades en la República Popular China. Reza el refrán: "Médico cúrate a ti mismo", ejemplo a imitar para nuestros médicos.

Sin ir más lejos entre nosotros también existen todo tipo de "gimnasias conscientes", las que por lo menos en principio y en su origen respetarían el cuerpo/espíritu. Generalmente han sido creadas por practicantes de artes gimnásticas de Oriente, como el Método Feldenkreis por ejemplo, el que fue diseñado por Moshé Feldenkreis, alumno de Jigoro Kano, fundador del mundialmente conocido Ju-Do; también está el hatha-yoga, conocido en Occidente eso sí, a través de sucedáneos en su mayoría de oscura procedencia. Tampoco el Tai-Chi está ajeno a esto.

IMAGEN VERSUS SALUD VERDADERA

Suponer que un cuerpo-mente sano -tal como se lo considera comúnmente- sea poseer una figura-cuerpo tipo Arnold Schwarzenegger o la de una modelo top, o la de cualquier deportista tipo Top Ten, significa estar totalmente errado.

Las estadísticas y observaciones en todo el mundo sugieren que el mejor resultado se logra con una práctica gimnástica moderada y sistemática, suave y razonada de algunas horas por semana, al nivel del hombre de la calle. Con eso es suficiente, así a los ochenta años se dispondrá de un cuerpo-mente sano y vigoroso, en paz con uno mismo y el resto de los seres, sean ellos quienes fueren.

Algo muy distinto a lo que acontece a los profesionales del deporte. Vean si no al gran Maradona: quede como consuelo que él/ellos estaría/an en su derecho al haber elegido ¿elegido? estos factores de riesgo y enfermedades laborales asociado/as a su oficio de gladiadores modernos, sirviendo a los nerones de turno y su "Pan y Circo"

Por lo pronto, supongo desde ya que deseamos para nuestros hijos cuerpos-mentes sanos, plenos de brillantes años en el futuro para disfrutar la inmensa posibilidad de haber nacido, pero para eso se requiere un proyecto educativo coherente, con-sensuado entre educandos, padres, familia, profesores y autoridades de gobierno.

Hay que democratizar la educación, hacerla participativa en la generación de sus programas, financiamiento y objetivos últimos. Pero para eso se necesita DEMOCRACIA, entender que Chile es una REPÚBLICA. Les sugiero buscar en un diccionario estas dos palabras y meditar en ellas, ir a su significado último.

Bitar, anda a estudiar.

AMARRÉMOSLO CON ALAMBRE...

Según algunos bastaría para solucionar las muertes de los niños en las clases de Educación Física aplicar soluciones de parche: "La autoridad (Sergio Bitar) recordó que en marzo próximo los estudiantes de primero medio serán sometidos a exámenes para medir algunas complejidades cardíacas y respiratorias". Y luego ¿qué?, ¿seguir saltando y haciendo boludeces?, ¿qué es lo que pasa con los aneurismas por ejemplo?

Chilito puede llegar a ser Chile

Muchos se preguntan ¿qué es lo que le falta a Chile para dar el salto cualitativo que le permitirá ser un país desarrollado de verdad?...¿cómo superamos la droga, la corrupción, la delincuencia, el "tercermundismo"?...

En Oriente el gran Confucio dijo hace dos mil seiscientos años:

"El padre debe ser padre, la madre debe ser madre y el hijo debe ser hijo"

También agregó que era importante "la correspondencia de los nombres"

En buen criollo "del dicho al hecho hay mucho trecho". Yo agrego por mi parte: "que el juez se comporte como juez, el profesor se comporte como tal, el policía sea policía"... y así, a través de los hábitos, desde nosotros mismos, en nuestra familia, en nuestro barrio, en nuestro pueblo, provincia y país, crearemos un mundo mejor.

Es fácil, es posible que comportándonos decentemente lleguemos a serlo algún día, se crearían las bases culturales para ser un pueblo consciente.

Siempre la responsabilidad es de cada uno de nosotros, suya y mía, no vale esconderse detrás de las instituciones, leyes y excusas. La República fue creada por nuestros abuelos para usted, para mí y para él, con el SER HUMANO como centro y objetivo último, para el que duerme debajo de los puentes del Mapocho, como para el rico mercachifle en La Dehesa en su cama con dosel.

El Estado debe garantizar que esto se cumpla, para eso se crearon los Tres Poderes del Estado...

Preguntas:

¿Cómo podremos llegar a ser jaguares...si nos educan como borregos?

¿Quién le hará al fin un examen a nuestro Chile y a su "democracia"...no sea cosa que sufra un paro cardio-respiratorio en sus clases de Educación Física? O pensándolo mejor ¿no sería mejor cambiar el programa para no seguir "amarrando con alambre"?

¿En qué momento del día les podremos transmitir valores a nuestros hijos? No los vemos nunca: salen a la escuela de noche por la mañana y vuelven de noche al hogar.

¿Cuando llegará el día en que los funcionarios y autoridades deban responder en lo civil y en lo penal por sus desatinos?

¿Podrá venir una respuesta adecuada desde la autoridad en relación a la protección de la salud de nuestros hijos en las clases de Educación Física, si durante décadas y hasta hoy no han hecho nada?

¿Puede levantarse del suelo tironeándose usted mismo de sus cabellos? ¿No puede? En términos físicos siempre es así: un sistema inercial tiene una inercia, una velocidad, se llama efecto giroscópico, la respuesta-acción siempre debe venir desde afuera, si no hay roce seguirá eternamente como hasta ahora, o por lo menos por mucho tiempo.

Macondo

El "Gran Circo Nerón", los payasos, saltimbanquis, trapecistas y buhoneros han llegado al pueblo, a ver si por lo menos por vender más boletos antes de fin de año hacen algo: padres y madres espectadores, en su mano está la solución.

Macondo está primero...la estirpe de los Buendía vive todavía.

Condolencias

Vayan mis condolencias a las familias que han sufrido el drama de haber perdido a sus hijos en situaciones como las que originaron este escrito, en especial a la de Rodrigo Canet Cáceres, alumno de cuarto año medio en el Colegio Salesiano de Valparaíso.

* Posdata del autor agregada en respuesta a cartas sobre el artículo:

Como humanista y demócrata, respeto el derecho de cualquiera a disentir de las expresiones plateadas en mi nota sobre Educación Física para la muerte; sin embargo permanece la realidad de los hechos y la experiencia directa de los que alguna vez fuimos y son alumnos en las escuelas y liceos chilenos; los que hemos palpado en carne propia la arbitrariedad de los que amparados en estructuras educativas dictatoriales pretendieron y pretenden imponer su verdad a los educandos.

En la educación chilena hubo un profesor llamado Mario Gambra Órdenes (q.e.p.d.); a su método, discutible por cierto, lo llamó "ecoxnación" , algo un poco diferente a educación; a mi modo de ver la diferencia entre dejar crecer un árbol a su máxima posibilidad y magnitud o "fabricar un bonsai".

Educar es un arte que siempre requiere el respeto por el alumno, el escucharlo, el sentirlo, el compartir su visión, para así co-crear un autético proceso educativo. El formar águilas requiere de otros métodos que el fabricar ladrillos para "The Wall". Ladrillero a tus ladrillos, por cierto.

Anexo agregado en respuesta a cartas sobre el artículo:

* Antes de que se nos muera el próximo cabro en clases de educación física

Con la muerte durante las prácticas de Educación Física dentro de uno de nuestros establecimientos "educacionales" de la niña de trece años Ana Karen Rocha, alumna del Colegio Providencia, de Concepción, ha seguido engrosándose una lista fatídica.

El ministro de Educación, Sergio Bitar, ha tratado de explicar a la teleaudiencia las medidas adoptadas para poner freno a a este verdadera epidemia.

Según pude entender de sus iluminadoras palabras, con esta quinta muerte en lo que va de 2004 habríamos ya cumplido la cuota estadística de muertes por este año, así es que supongo ya no tendríamos que preocuparnos por otras más.

¡Profes, adelante, a hacer las boludeces que quieran con los niños! Acerca del test de Cooper expresó algo así como que podía seguirse usando a discreción de los profesores; en ningún momento se pronunció en forma categórica con respecto a la inconveniencia de aplicarlo, sólo habló de no calificar a los alumnos con éste y que las clases de gimnasia eran para asegurar hábitos saludables de cultura física. Bueno, lo de los hábitos me gustó, loables palabras sin duda.

Habló de las comisiones de especialistas médicos y otros que estarían estudiando el asunto, ¿estudiando?, recuerde usted que estas mismas "comisiones" han llevado a este estado de cosas en relación a los programas de gimnasia en las escuelas y colegios chilenos.

Como el tema da para largo y seguro morirán otros niños antes de fin de año, me vino una idea que puede ser la solución para optimizar resultados de parte de las "autoridades" del Ministerio (entre otras):

por cada "cabro chico" que se muera le descontamos el 10 % del sueldo al Ministro y a los miembros de las "comisiones"; a cada nuevo caso le agregamos un castigo de 5%, más la sumatoria del porcentaje acumulado y por decreto urgente establecemos que desde hoy mismo sean estas "autoridades" las que cubran con su peculio personal las idemnizaciones a las familias afectadas.

Se me ocurrió que este mismo procedimiento sería aplicable para jueces que tratan irresponsablemente los casos en donde están implicados violadores de niños, asesinos y otros, dejándolos en la calle libres para realizar las fechorías a las que están acostumbrados de un día para el otro....hacerlos solidarios y co-deudores de los actos de sus enjuiciados por ejemplo.

Si este método lo proyectamos sobre alcaldes, consejales, diputados, ministros y funcionarios varios, de seguro Chile sería otro y estaríamos dentro de las más puras reglas de la optimización de recursos del sacrosanto mercado (la que sólo se aplica para los pequeños, los desposeídos: o sea usted y yo).


“Las clasecitas de gimnasia tienen ese no sé qué...” (II)

“Estamos sentados en una piedra,
sabiendo que el mundo esta vuelto mierda,
si señor,
estamos quemando lo que tenemos,
estamos jugando al que no sabemos.

Estamos en medio del apogeo,
Del mundo que tiene mucho deseo aún,
Los números dicen que estamos bien,
Lo dicen los genios de CNN

Y cuando te acercas
a la realidad,
otro comercial vuelve a anestesiarlo todo
y al final me voy convirtiendo en un animal
en un viejo más,
de esos que se pierden por la ciudad,
sin sueño ni plan,
abeja al panal,
nada especial, nada especial”

Bacilos

EL ALZHEIMER

Me ha sucedido verme escribiendo uno o dos años después sobre los mismos y repetidos temas: los “patovicas” y su brutalidad de gorilas en las discotheques y sobre las clases de Educación Física en nuestros liceos; supongo será motivado por ir avanzando en edad y como les suele suceder a los abuelitos, empieza ya a agarrarme el alzheimer y de acuerdo a esto contaré entonces la misma historia una, dos, tres e incluso infinitas veces al que tenga la paciencia de escucharme...

En materia

Me ha sucedido enterarme que mi sobrino de quince años -quien se encuentra en Santiago en estos momentos en tratamiento médico en un centro fisiátrico privado- se ha quebrado una pata en sus clases de gimnasia...perdón un pié...

Ignoro por el momento una versión precisa de los hechos, ya que sólo lo vi por unos momentos de pasada por la capital de viaje al sur.

Niños estratosféricos (todo el día en la escuela)

Le he preguntado: “¿Niño y qué es lo que te pasó?”- y el ha respondido lacónicamente como es su costumbre de “niño todo el día en la escuela, desconectado de toda relación familiar”- ”Nada, la profesora nos hizo hacer una posición invertida en el aire y luego había que caer parado; me resbalé y caí como saco de papas cuan largo soy de espaldas en el suelo y sobre mi píe, el que se dio vueltas hacia atrás y me quebré los huesos del metatarso...”

“Medio melón en la cabeza...piantao”

No pude menos que sonreír. En los últimos años al ver la estupidez humana como norma de acción en este mundo desquiciado en que nos tocó en suerte vivir y debido a la impotencia de no poder hacer nada al respecto me ha venido esta especie de mala costumbre...¡Ja!

Patético rictus adquirido por quien vivió toda su adolescencia, juventud y parte de su adultez en una dictadura que le cagó la vida y la cabeza a él y a toda una generación y que creyó de verdad en que vendría luego la democracia; pero tristemente comprueba cada día que vivimos en la peor de éstas, la que ata (entre otras maneras) las almas y los espíritus desde su más tierna infancia a través de nuestra funesta y fracasada “educación”, ya sea en las clases de inglés, en las de gimnasia, en las de matemáticas, en la nula formación ética, en el uso del lenguaje diario...en todo...”¿Señor, Arturo Prat era boliviano?”

Vuelvo a las clases de gimnasia:

¿Para qué es lo que servirá? (la posición invertida) escribí la vez anterior; sacrosanta boludez archirrepetida por los devotos de los métodos anacrónicos, bárbaros y dictatoriales con que el Ministerio de Educación obliga a nuestros hijos para insertarse en su momento como engranes en “The Wall”, en este caso las “clases de Educación Física”.

En esa oportunidad comenté que este mismo mártir- perdón alumno - mi pariente, había quedado con una fuerte opresión en el pecho luego de dar cincuenta vueltas a la cancha como método de calificación; su profesora impoluta lo/los contemplaba desde la orilla sin agitación ninguna. Otros niños han muerto en el país ese año y los anteriores como consecuencia del Test de Cooper aplicado como método de examen y otras atrocidades parecidas: flexiones a toda velocidad, abdominales, ranitas, saltos en la pared y sigue la calesita del delirio.

En suma los famosos y tan recomendados en Occidente ejercicios aeróbicos, hechos sin ton ni son a diestra y siniestra y aplicados por igual a todos dando como resultado ese día “que el pobre Guatón Lucho o cómo se llamara quedara tirado al lado del arco con un 2,75 porque dio sólo dos vueltas”.

Debo hacer notar que mi sobrino sufre de un asma severa, pie plano y de muy niño fue tratado por una epilepsia en ciernes, ninguno de estos antecedentes han sido considerados nunca por sus maestros por supuesto.

Mi propia historia

Como siempre fui un rebelde y desde pequeño me gustaron las cosas explicadas, razonadas y razonables, en mi propio caso lisa y llanamente no asistí en su momento a las “clasecitas” de gimnasia en el liceo y tuve a eso de los trece o catorce años promedios anuales de 1,5 y 1, 6 si mal no recuerdo y así seguí y he seguido en todo orden de cosas ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?

Paradójicamente terminé al pasar de los años como profesor de Gimnasia Tradicional China; practiqué desde niño un poco de artes marciales japonesas, luego me pasé al Tai-Chi, conocí el Qi-Gog y las gimnasias conscientes de Oriente, tal como el Hatha-Yoga y otras, todas flor y nata de miles de años de cultura ininterrumpida hasta el presente.

Es así que a los 44 años puedo combatir sin problemas con alguien que tenga la mitad de mi edad y hacer cosas que a la mayoría (incluidos los profes de gimnasia les están vedadas) y sortear afecciones reumáticas que desde los lejanos tiempos de los 1,5 y 1,6 esos me acompañan, sin que en su momento tampoco fueran consideradas como un problema de salud inhabilitante por el sistema educativo en que participaba.

“Colegas”

Me ha tocado en suerte compartir a ratos con mis “colegas” en diversos lugares en donde se enseña a niños y a adultos. No puede menos que rebelarme en cada oportunidad la falta de trato consciente con los alumnos, la disciplina llevada al extremo de lo brutal, los pitazos y el entrenamiento sin razonamiento ninguno, fuerza bruta, mente bruta, ausencia de humanidad, lesiones, esfuerzo vano, competencia que no lleva a ninguna parte, huesos quebrados, lesiones para el futuro que no serán detectadas y que se originarán en las “clasecitas” (un gran porcentaje de los accidentes escolares se producen en éstas); sin mencionar el temor del profesor a ser examinado o supervisado por Chile de esteporte....¿cómo es que se llama? Sistemas paranoicos, métodos idem...miedo y más miedo...¿innovar? palabra prohibida para burócratas, tecnócratas, funcionarios y otros lamebotas...¿Jaguar que te vas de Chile?

Otra manera

En mi propia práctica personal rara vez he visto a algún lesionado, incluso al combatir -habitualmente sin protectores ni guantes- nunca he salido dañado por mis compañeros o por mis propios esfuerzos y cuando digo combatir hablo de hacerlo por una hora sin detenernos y métale combos y patadas.

Los tatitas

Me he dedicado por esas cosas del destino en estos últimos dos años a hacer clases de Gimnasia Tradicional China- la que es mi especialidad- a adultos mayores; urge en ellos aplicar métodos y técnicas aún más sutiles de ejercicio y sofrología para lograr los mejores resultados en su calidad de vida. Es en ellos donde se necesita retornar con mayor precisión al educando, objetivo primero del proceso educativo y fin de todos los esfuerzos de quienes nos dedicamos al arte de la enseñanza en alguna de sus formas.

El Arte de la Enseñanza

De ninguna manera una ciencia y de seguro un arte mayor, el arte humano por excelencia, la transmisión de principios, valores y conocimientos, el que se difunde por osmosis de maestro a discípulo. El alumno será el que seguirá la línea de transmisión, él es el objetivo último, él será el que continuará todo lo que yo soy en el tiempo, que viene a su vez de los que me precedieron en la cadena interminable de los hombres...

La responsabilidad es enorme, de ninguna manera puede estar contaminada por mi visión personal, ni por la técnica la cual será sólo una herramienta; como todo arte proviene de lo incognoscible y retorna a éste...

¿Cómo se estarán generando los programas educativos en el Ministerio de Educación hoy en día?

Me parece de acuerdo a lo que veo a mi alrededor un proceso autista que no mira hacia fuera en ningún sentido, generado en base a una visión omnipotente del mundo, dictatorial y bajo las reglas del sacrosanto mercado y de bailarines de última hora ¿por qué será que los payasos que nos gobiernan no tienen empacho en hacer cada día más tonteras con tal de parecer buena gente? ¿será porque no lo son?

El proceso educativo debe nacer sin duda de las necesidades del alumno, de lo deseado para él por sus padres y grupo familiar, de lo que necesite su barrio, su pueblo, la nación y el Pueblo en un proceso consensuado y cuyo centro sea el niño, el joven o el adulto que nos ha sido confiado. ¿Será esto lo que sucede hoy en nuestro Chile?

¿Se le preguntará a los niños, a los jóvenes y a sus padres, qué es lo que desean de sus escuelas y universidades? ¿qué es lo que deseamos de nuestro país? ¿hacia dónde deseamos que se dirija? ¿no es esa la esencia de la democracia?

Me acordé de Bambi, la película de Disney; en ésta aparece un conejo que se llama Tambor, cuando empieza a hablar demasiado su madre le dice: “¿Qué es lo que te ha dicho tu papá Tambor?” (léase cállate Tambor)

¿Escalera al super-hombre?

Vuelvo al liceo público de mi sobrino: al comienzo del año se realizó un proceso de selección en que se examinaron a los postulantes a ingresar a éste y de acuerdo a los resultados se dividió al numeroso grupo en cursos de la letra A a la F (creo).

Haciéndola corta, en el A quedaron los capos (de acuerdo al test), luego los que lo eran un poco menos al B y así hasta llegar al F en donde fueron asignados los más vivarachos ¿vivarachos empieza con h?. De seguro un guetto de niños condenados al fracaso desde el comienzo de su aventura en el liceo.

Los del A irán a la universidad, los B tal vez y así hasta llegar al F que están destinados a ser sólo pa... mejor “¡Cállate Tambor!”

Cuando supe de los métodos de selección en este establecimiento público me pareció que a lo menos deben ser catalogados como inconstitucionales, ya que atentan contra principios garantizados de igualdad de oportunidades y de no segregación entre otros tantos y que de ser discutidos públicamente deberían ser eliminados inmediatamente. ¿En cuantos liceos se estarán usando?

SiN duda que bajo una visión economicista de la realidad los métodos serán correctos; pero humanamente son un desastre y una aberración manifiesta. De seguro si mezclamos a los alumnos sin distinción, los unos aprenderán de los otros: humanidad, valores humanos, conocimientos y tantos otros difíciles de cuantificar y calificar pues se hunden en las raíces mismas del hombre total.

No va más

Son las 01:15 horas y mañana me tengo que levantar temprano...chau mundo...”Cállate Tambor”

“Los emperadores pasan, los bufones permanecemos”
(15.julio.05)

No hay comentarios.: